El examen más difícil

Hace unos días, en una biblioteca a la que voy a trabajar con frecuencia, conocí a un joven estudiante de medicina que se está preparando para el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM).

Comenzamos a platicar porque alcanzó a dar un vistazo a lo que yo estaba haciendo (desarrollo plataformas para cursos en línea) y cuando coincidimos en la salida de la sala, no pudo aguantar la curiosidad y se acercó a preguntarme a qué me dedicaba.

Yo también manifesté interés por lo que él hacía y así me enteré de su profesión y estudios. Me contó además que estaba tomando unos cursos ENARM en línea para preparar su examen, pues la información que se debe estudiar es muchísima y a veces no se sabe cómo ni por dónde comenzar.

Motivado por la plática, me puse a investigar al llegar a casa, para entender mejor en qué consistía este examen y cuáles eran las recomendaciones que se daban para prepararlo. Me quedé realmente asombrado, pues el ENARM realmente podría ser uno de los exámenes más difíciles de superar en el ámbito profesional.

La prueba consta de 450 preguntas, divididas en cinco temas: medicina interna y subespecialidades, pediatría, ginecología y obstetricia, cirugía general y especialidades quirúrgicas, y preguntas de medicina en inglés; el mayor número de preguntas (150) corresponde a la sección de medicina interna y subespecialidades.

estudiar

Una de las dudas más frecuentes entre quienes se preparan para el ENARM es “¿Qué debo estudiar?”. Al parecer, la respuesta es muy sencilla: ¡todo! Sí, todo lo que se aprende a lo largo de la etapa de estudios en relación con estos temas, además de las actualizaciones, que en el campo de la medicina son constantes.

Las preguntas del ENARM se plantean en forma de casos clínicos. Esto implica que no sólo hay que comprender los conceptos, sino que ante todo es preciso saber aplicarlos, pues esto es lo que harán los médicos al ejercer. Por tanto, aprenderse los temas de memoria no sirve de mucho.

También descubrí que hay muchas guías y cursos para preparar el examen, aunque según se comenta en los foros de discusión, ninguna puede considerarse un temario exhaustivo de todo lo que puede venir en el examen. La ventaja de estos materiales es que presentan la información de manera sintetizada y didáctica, para que sea más fácil de estudiar y comprender. También incluyen ejemplos de casos como los que se presentan en el examen.

exarmed2010

Dado que no hay una sola forma de prepararse para esta prueba, quienes ya la presentaron han compartido las estrategias de estudio que les resultaron más útiles. A mi vez, yo les presentaré las que me parecieron más interesantes, por si entre los lectores se encuentra un estudiante que desesperadamente necesite de orientación para preparar su ENARM.

  • Estudiar todos los temas, dedicando más tiempo a los que se preguntan más. Quienes ya han presentado el examen comentan que los contenidos más preguntados son los que tienen qué ver con campañas de salud pública vigentes; por ejemplo, la vacunación o la prevención de la diabetes.
  • Hacer un calendario de estudios, organizado por temas y tiempos dedicados a cada uno.
  • Dedicar entre cuatro y ocho horas diarias a estudiar para el examen; esto en función de las ocupaciones que se tengan y la capacidad personal para comprender los temas.
  • Estudiar cinco o seis días a la semana; la mayoría de los expertos coinciden en que se debe tomar por lo menos un día de descanso, para que la preparación no se haga a costa de la salud.
  • Hacer pruebas de práctica; la mayoría de las guías de estudio las incluyen y son de gran ayuda para tener una idea de cómo será el examen.
  • Empezar a estudiar con suficiente anticipación; se recomienda comenzar de ocho a seis meses antes del examen.

Como podrán ver, estudiar para el ENARM es un trabajo de tiempo completo y a ello hay que agregar la circunstancia de que, para la mayoría de los estudiantes, el periodo de preparación coincide con el de servicio social.

Definitivamente, la medicina es una vocación que no cualquiera puede seguir, pero toda esa preparación es necesaria para superar el examen más difícil; y éste no es el que se presenta durante la época de estudios, sino el que se supera cuando se logra salvar una vida.